Archivo de la categoría: Cuerpo Humano

5 Recomendaciones para evitar lesiones deportivas

“Las lesiones deportivas” son lesiones que ocurren durante la práctica de un deporte o durante el ejercicio físico. Algunas ocurren accidentalmente. Otras pueden ser el resultado de malas prácticas de entrenamiento o del uso inadecuado del equipo de entrenamiento. Algunas personas se lastiman cuando no están en buena condición física. En ciertos casos, las lesiones se deben a la falta o escasez de ejercicios de calentamiento o estiramiento antes de jugar o hacer ejercicio. Las lesiones deportivas más comunes son:

  • Esguinces o torceduras de ligamentos y desgarros de músculos y tendones
  • Lesiones en la rodilla
  • Hinchazón muscular
  • Lesiones en el tendón de Aquiles
  • Dolor a lo largo del hueso de la canilla (tibia)
  • Fracturas
  • Dislocaciones.

K_sports_injuries_esp

Hacer deporte es muy divertido. Hacerse daño no lo es. Sigue estos pasos para evitar posibles lesiones deportivas y poder seguir haciendo deporte:

  1. Lleva equipo protector, como casco, guantes, rodilleras y similares.
  2. Calienta antes de hacer deporte.
  3. Conoce y respeta las reglas del juego.
  4. Ten en cuenta a los demás.
  5. Deja de hacer deporte cuando te lesiones.

Profundicemos un poco en cada uno de estos puntos.

Lleva equipo protector

Por equipo protector, entendemos cualquier cosa que lleves que te ayude a evitar hacerte daño. El equipo concreto que deberías llevar dependerá del tipo de deporte que practiques. El casco es el elemento protector que más se utiliza. Te protege la cabeza, una parte muy importante del cuerpo, cuando juegas a rugby, jockey o béisbol o cuando montas en bici, patinas o vas en monopatín, ¡por mencionar unos pocos deportes!

Asegúrate de llevar el casco adecuado para el deporte que practicas. Por ejemplo, ¡no se te ocurra llevar un casco de béisbol para jugar a rugby! El * debería ajustarte bien pero sin apretarte y, si lleva correa -como ocurre en los cascos de ciclista-, deberías atártela. Si no, se te caerá cuando más lo necesites.

Otros deportes requieren protectores oculares, protectores para la boca, rodilleras, muñequeras y coderas, así como protectores de la zona inguinal (solo para los chicos). Y no te olvides de los pies. Para jugar a rugby, béisbol y fútbol se necesita un calzado especial que lleva unos tacos de goma o plástico en la suela que permiten agarrarse mejor al terreno al correr.

Habla con tus padres o con tu entrenador para saber qué equipo necesitas. Y llévalo siempre puesto cuando hagas deporte.

Calienta antes de hacer deporte

No es una buena idea lanzarse al campo de juego y empezar a jugar sin más. Ni siquiera deberías empezar a hacer estiramientos sin haber calentado antes. O sea que haz un poco de footing para aflojar los músculos y prepararte para hacer deporte.

Conoce y respeta las reglas del juego

Los semáforos que hay en los cruces ayudan a prevenir choques entre los muchos coches y camiones que circulan por las calles al mismo tiempo. Los semáforos sirven de algo porque los conductores conocen las normas de circulación y las respetan -por lo menos, la mayor parte del tiempo. Con el deporte ocurre lo mismo.

Cuando los jugadores conocen y respetan las reglas del juego -lo que está y lo que no está permitido hacer- se producen menos lesiones. Si conoces las reglas del juego, tanto tú como los demás jugadores sabréis qué podéis esperar los unos de los otros. Por ejemplo, en el fútbol no se puede atacar por detrás, tirarse a las piernas de un jugador ni tocar la pelota con las manos. Está permitido -y es más seguro- correr tras la pelota en vez de hacerlo tras los jugadores.

En los deportes donde se utilizan jugadas, ayuda entender en qué consiste cada jugada y el papel que desempeña en ella cada jugador. Estar donde se supone que deberías estar también te puede ayudar a evitar posibles lesiones.

Ten en cuenta a los demás

Algunas reglas del juego no tienen nada que ver con marcar puntos o cometer faltas. Algunas reglas tratan sobre cómo proteger a los demás, respetarlos y ser educado con ellos. Por ejemplo, en el béisbol el bateador no puede lanzar el bate después de golpear la pelota y correr hacia la primera base. Debe dejarlo caer de modo que no pueda hacer daño a alguien. Del mismo modo, un nadador deberá asegurarse de que no hay nadie en el lugar de la piscina donde se quiere tirar. Si no, podría caer encima de otro nadador.

Una forma de tener en cuenta a los demás es comunicarse en el campo. Por ejemplo, un jugador de béisbol que está en el jardín puede gritar “mía” para evitar un choque con otro jardinero. Seguir las indicaciones de tu entrenador durante el partido también puede ayudarte a evitar posibles lesiones. También es bueno ser educado, por ejemplo, avisándole a alguien de que lleva los cordones de las zapatillas desatados. ¡Comprueba también que tus cordones están bien atados!

Deja de hacer deporte cuando te lesiones

Esta regla es realmente importante. Si te encanta hacer deporte, puede parecerte tentador seguir jugando después de lesionarte. Pero hacer deporte inmediatamente después de lesionarte -o antes de haberte recuperado completamente de una lesión anterior- es una mala idea. Podría agravarte la lesión, lo que te obligaría a quedarte sin hacer deporte durante mucho tiempo. Si te lesionas haciendo deporte, informa a tus padres y a tu entrenador. Si es necesario, ve al médico y sigue sus indicaciones sobre cuándo y cómo podrás volver a hacer deporte.

Ahora ya sabes lo que tienen que saber los niños para no lesionarse cuando hacen deporte. Con un poco de suerte, si sigues las reglas 1, 2, 3 y 4, no necesitarás seguir la quinta. ¡O, por lo menos, no muy a menudo!

Fuentes bibliográficas:

 

Hacer deporte por la noche altera el ritmo biológico

Un estudio demuestra que es preferible el ejercicio matutino.

La profesora de la Universidad de Murcia Marta Garaulet, en colaboración con el profesor José María Ordovás, de la Universidad de Tufts (Boston, EEUU), ha publicado un artículo en Chronobiology International en que demuestra que la actividad física por la tarde-noche altera el ritmo circadiano.

Reloj biológico
El ejercicio físico, señala el trabajo, es uno de los mayores sincronizadores del reloj interno y, junto a la luz y la hora de la comida, pone en hora los relojes periféricos, lo que favorece un mejor estado de salud. Sin embargo, remarcan los autores, hasta ahora no se había estudiado si la hora a la que se realiza la actividad física influye en la calidad del patrón circadiano habitual y su relación con el estado de salud.

En este sentido, los datos de esta investigación apoyan la idea de que el deporte durante la noche afecta al ritmo circadiano, por lo que contrarresta algunos de los beneficios sobre la salud vinculados con una actividad física regular, indican fuentes de la UMU.

Los resultados del estudio indican que el ejercicio por la mañana mejora la salud circadiana, mientras que la actividad física por la noche se asocia con una menor amplitud del ritmo biológico y con un retraso de dos horas del momento central del sueño, cuando éste es más profundo y restaurador.

PUBLICADO EN ‘CHRONOBIOLOGY INTERNATIONAL’

El cerebro también se cansa con el exceso de ejercicio

Todo en su justa medida, hasta el deporte. Hacer ejercicio nos mantiene en forma y nos hace sentir bien, porque eleva los niveles de serotonina, el neurotransmisor asociado a un buen estado de ánimo. Ejercitar los músculos tiene también un efecto beneficioso sobre el cerebro, ya que estimula la formación de neuronas nuevas en estructuras tan importantes como el hipocampo, el guardián de la memoria. Pero practicado en exceso también puede tener su cara negativa.


Además de provocar estrés, que compromete seriamente la vida de las células cerebrales, causa un estado de fatiga que llevado al extremo puede hacer que un atleta de maratón, por ejemplo, se derrumbe unos metros antes de la meta. Investigadores de la Universidad de Copenhague han descubierto que cuando nuestro cuerpo se siente al límite, después de un ejercicio duro y prolongado, el cerebro tiene mucho que ver. La serotonina que activa los músculos puede convertirse también en un freno, una medida de seguridad que el cerebro pone en marcha para evitar que se vuelvan hiperactivos.

Lee el resto de esta entrada

El ejercicio físico puede reducir el porcentaje de cesáreas

Investigadores del INEF concluyen que el ejercicio físico regular y supervisado por profesionales durante el embarazo reduce el porcentaje de partos instrumentales y por cesárea en gestantes sanas.

Los resultados de un programa de ejercicio físico adaptado a las particularidades de la gestación, diseñado por investigadores de la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte (INEF) de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), han mostrado cómo el porcentaje de partos instrumentales y por cesárea en mujeres que mantienen una práctica física regular y supervisada durante el embarazo es menor que en las del grupo de control, es decir, aquéllas que tienen un embarazo inactivo. Estos datos pretenden animar a las mujeres embarazadas a mantenerse activas durante su gestación al mismo tiempo que abundan en la idea de que el ejercicio físico es un factor de mejora de la calidad de vida de las futuras poblaciones.

Un hecho fisiológico como es el proceso de embarazo y parto puede condicionar en gran medida la futura salud y calidad de vida de la mujer, así como también la del hijo. Existen a este respecto una serie de complicaciones causadas a la mujer gestante por estilos de vida inadecuados (sedentarismo, mala alimentación, deficiente higiene postural, bipedestación excesiva) que ponen en riesgo el normal desarrollo del proceso de embarazo-parto. Todo esto se traduce actualmente en una elevada tasa de partos instrumentalizados y por cesárea, con sus consiguientes riesgos para la madre y el bebé.
Lee el resto de esta entrada

La OMS propone a los Gobiernos que promuevan la actividad física

La Organización Mundial de la Salud ha propuesto a los Gobiernos que desarrollen políticas que fomenten y promocionen la actividad física entre los ciudadanos. Se alerta de la alta prevalencia de enfermedades cardiovasculares, siendo el sedentarismo el cuarto factor de riesgo de mortalidad mundial entre la población.

Esta institución señala en un informe que la actual situación “evidencia la necesidad de desarrollar recomendaciones de alcance mundial” que aborden los vínculos entre la frecuencia, la duración, la intensidad, el tipo y la cantidad total de actividad física necesaria para prevenir las enfermedades no transmisibles. Además, muestra su preocupación por la alta prevalencia de enfermedades como la hipertensión, las cardiopatías, los accidentes cerebrovasculares o la diabetes, que con la práctica de actividad física de forma regular podrían reducirse.
Lee el resto de esta entrada

Atlas de anatomía humana

Otro descubrimiento por la web, en este caso un sencillo y rápido Atlas de anatomía humana. Interesante aplicación didáctica donde podrás consultar sobre las diferentes partes del cuerpo : huesos, músculos y órganos.

Fuente:  kalipedia.com

Otros enlaces interesantes:

El Cuerpo Virtual (inglés-español). Fuente: medtropolis-com

Atlas Anatómico Fuente: saludalia.com

EDUCACIÓN FÍSICA INTEGRAL 2.0

Educación Física Integral 2.0 - EDUCAFIS. Educación física y mucho más.

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.